miércoles, 23 de septiembre de 2009

LA VIDA ANIMADA: Norman Mclaren y Maiquetía

Llegué y la cantidad de gente era exagerada por la bulla, los equipajes atravesados y un gracioso que se puso a ladrar como perro. Procedí como todo el mundo a registrar mi equipaje y confirmar mi presencia en el aeropuerto. Después de la cola del pago de los impuestos aeropuertarios de Maiquetía lo que faltaba era pasar el equipaje de mano por los rayos x. Una sola máquina de la Guardia Nacional hacía la función de embudo, mientras mas de 3 filas ordenadas en zig zag ocupaban la totalidad del espacio.

Después de pasar por todo eso, (ya en el otro lado) mas tranquilo y con otras cosas en la cabeza se me ocurrió comerme una arepa y tomarme un jugo ya ni recuerdo de que.

Sentado y dispuesto a poner en el ipod un par de canciones, entra a la escena una mujer de mediana estatura y uniforme vinotinto.

En el momento todo fue tan rápido que cuando logré reaccionar me encontraba en la Puerta 23 esperando para bajar al sector de seguridad del aeropuerto, ¨Señor Manzano , su equipaje se encuentra retenido por la Guardia Nacional¨ era lo que había dicho la mujer.

En mi mente hubo una lista interminable de escenas de la policía metropolitana en Caracas ejecutando su acto predilecto: la aparición de objetos sospechosos dentro de los vehículos ¨Magía Barata y desprolija¨ básicamente. Es muy difícil no pensar en ello cuando después del aviso tuve que esperar 35 min para poder bajar.

Me acompañaba un señor que repetía con tono de nervio ¨Deben ser los tequeños¨, a ambos nos pusieron un chaleco y nos bajaron por un pequeño ascensor coincidiendo con el empleado que reponía los papeles higiénicos del avión.

Un solo guardia se ocupó de mi.

-¿Cual es tu maleta?
-La que está entre las dos grandotas

(Sacó la maleta y empezó a revisar todo, no parecía saber lo que buscaba)

-¿A qué se dedica?
- Soy estudiante

-¿Estudiante de que? (preguntaba mientras olfateaba los libros)

No sé si verlo olfatear mis cosas me condicionó a responder con una palabra de 2 silabas. Sabiendo que es el límite que tiene un canino para entender de mejor manera el significado de una palabra o su propio nombre.

-Cine, el motivo del viaje es para estudiar.

Enseguida le llamó la atención un empaque de tamaño mediano que contenía varios volúmenes. Saco uno de ellos, el dvd 05 del box set de Norman Mclaren como para recordarme que ¨no es Cine, es animación¨ y que en su contenido está incluido ¨Neighbours¨ cuyo mensaje pudo ser aplicado para tomarme este momento mas tranquilo, incluso haber tomado un par de fotos de la anécdota y chau.

-¿Pura película dígalo? fue lo último que dijo antes de cerrar la maleta.


2 comentarios:

araya goitia leizaola dijo...

Ay, a mi mami se lo hicieron también. la vi bajando tan sumisa con su chalequito y las manos apretadas. cuando volvió solo me dijo una cosa: que defendió con su vida los cri-cri.
en tu caso, qué conveniente la ignorancia de la guardia! se quedarían al final del día comiendo chocolate ajeno y juguitos yuky pak sin sospechar la magia del mclaren que se perdieron!!

Ja dijo...

Puro terror...